Importancia del lavado a 60ºC

Publicado el 17 de Octubre de 2016

 

Etiquetas: Higiene

Puede que las manchas de tomate del pijama de nuestro hijo hayan desaparecido, pero… ¿está la ropa realmente limpia tras salir de la lavadora?. ¿Y la ropa de cama? ¿Y el revestimiento del colchón? ¿Qué hay de la lavadora? Siendo el lugar que lava constantemente las cosas, debería estar más que limpio, suponemos. ¿Nos hemos planteado esto último alguna vez?. Pues bien, pongamos un poco de luz a un tema tan importante como desconocido, y en el que no solemos reparar en el día a día de nuestros quehaceres domésticos.

 

Al lavar a 40ºC utilizamos una tercera parte de energía que al lavar a 60ºC. Si lo hacemos a 30ºC ahorraremos un 40% adicional de energía. Además, los fabricantes de detergentes vienen afirmando que estos son eficaces a bajas temperaturas.

Vivimos rodeados de etiquetas de ahorro de energía en nuestros electrodomésticos, de promoción de lavados ecológicos, de anuncios de detergentes con compuestos que limpian a bajas temperaturas.

Pero, según afirman los expertos, no debemos confundir lo visualmente limpio con lo higiénicamente limpio, pues según alertan los estudios científicos, los lavados a bajas temperaturas no sólo no eliminan los gérmenes causantes de enfermedades, sino que estos pueden ser transmitidos a la siguiente colada, al permanecer en lugares como el tambor, el depósito del detergente, o la goma de la puerta.

A pesar de que asociamos la colada con la limpieza, se estima que un tambor lleno de ropa interior puede contener  100 millones de E.coli que pueden contaminar la siguiente colada. Otros gérmenes que puede contener la materia fecal son hepatitis A, norovirus, rotavirus, salmonella, entre otros.

En el caso del Staphylococcus aureus (responsable de diversas infecciones difíciles de piel y tracto urinario, así como de la neumonía), los estudios afirman que la única vía para erradicar la bacteria es con temperaturas de 40ºC o más, combinadas con el uso de detergentes con una base de lejía.

Siendo la Higiene una de las 4 bases fundamentales a la hora de elegir el colchón para nuestro bebé, Träumeland fabricar su revestimiento multifuncional de colchón Sleep Safety teniendo en cuenta ésta necesidad.

 

Durante el invierno, el norovirus (causante de buena parte de las gastroenteritis) puede transmitirse fácilmente vía lavadora si no se usa la temperatura adecuada.

A pesar de que la mayor parte de las personas son resistentes a dichas infecciones, hay que prestar especial atención a las personas con el sistema inmunitario debilitado, o no completamente desarrollado como es el caso de los bebés, situación en la que es especialmente importante el lavado a 60ºC, y que las prendas y ropa de cama del bebé puedan lavarse a esa temperatura.

 

En el caso de los ácaros del polvo, los expertos alertan sobre el impacto de lavar a bajas temperaturas, toda vez que los estudios muestran que a 30-40ºC apenas muere el 6% de los ácaros, comparado con el 100% lavando a 60ºC.

 

Estos son algunos consejos de los expertos:

  • Una vez al mes poner un lavado en vacío a alta temperatura o con con lejía, para mantener limpia la lavadora.
  • Lavar la ropa del bebé separadamente de cualquier prenda que pueda ser susceptible de haber estado en contacto con procesos infecciosos o bacterias.
  • En caso de lavar a bajas temperaturas, utilizar detergentes con lejía o añadir desinfectantes.
  • Lavar la ropa interior a 60ºC o utilizando desinfectantes/lejía, y a ser posible separadamente.
  • Si alguien en la casa está enfermo, hacer todas las coladas a 60ºC, con independencia de las prendas.